Creencias limitantes ¿Cómo las saco de mi vida?

Creencias
Creencias

Creencias limitantes tenemos todos. Se trata de una mentira personal que se instala en nosotros a base de repetición. Desde niña escuchaba repetidamente  “falsas verdades”. Recuerdo como si estuviera pasando ahora mismo, el saludo entre mi padre y los vecinos: ¡Vecino buenos días! decía aquel hombre.  Mi padre con una sonrisa les respondía siempre igual: “Aquí, más o menos. Luchando por la locha”

Los venezolanos de antes conocimos la locha, una moneda de 12 y medio céntimos.  Con una “Locha” se podía comprar un caramelo en la cantina escolar. Para mi en ese tiempo una locha era la rica meriendita y lo recuerdo como un detalle feliz.  Pero muchos años después entendí que mi padre estaba cultivando la carencia  e inconformidad con su salario. Hoy entiendo por qué él ganaba lochas y no era feliz.

Sin darme cuenta y como algo normal al crecer repetía el mismo discurso de mi padre, incluida su frase favorita. Al igual que él sentía que recibía apenas “lochas” en mi empleo. Mi angustia crecía con la crísis económica. Requería cambiar algo en mi vida.

Creencias limitantes ¿Cómo las saco de mi vida?

La angustiosa “crisis” económica me llevó a un terapeuta holístico. Al principio lo miré con desconfianza, pero escuché sus planteamientos respecto a las creencias limitantes. Para mi fue impactante escucharme a mi misma responder a sus interrogantes.  El terapeuta preguntaba: ¿Qué sientes, piensas o crees acerca del dinero? ¿Acerca del salario? ¿Acerca de los ricos?  Mis respuestas fueron: “El dinero no alcanza” “El salario no compensa mi lucha diaria” y “Los ricos están completos”. En ese momento me dí cuenta de que la  repetición del saludo cotidiano de mi padre había crecido en mi como una semilla en tierra fértil. En ese momento comprendí como una  creencia limitante estaba alejándome de alcanzar mis sueños.

Una mentira repetida mil veces jamás será verdad

Aprendí que el mecanismo que sustenta la falsa creencia, es el mismo que nos permite re-aprender la verdad.  Una mentira repetida mil veces, jamás será una verdad, pero si tendrá la fuerza de una creencia. No en balde dicen que la fe mueve montañas, porque es una fuerza creadora. Además te convierte en un imán que atrae eso que no quieres. Por eso quiero compartirles hoy esa maravillosa alquimia que transformó mi vida y como pude romper el círculo vicioso.

Tres pasos para el cambio

El primer paso es darse cuenta.  Cuando quiero descubrir una creencia limitante en mi misma, pregunto tres veces o más: ¿Qué siento, pienso o creo acerca de…? Tomo una respiración profunda, y dejo que la respuesta fluya desde el corazón. Lo que sale del corazón es la respuesta que buscas y estás frente a la raíz del auto-saboteo.

El segundo paso es aceptar. En este paso yo sentía, que estaba abriendo una maleta vieja, en la que habían bichos ocultos. Saltaban cosas, ideas, pensamientos, sentimientos que no siempre eran amables. Claro que también salían buenas cosas, y esas las dejaba ahi para guardar, para conservarlas porque son valores. Hay que aceptar que dentro de uno pueden habitar pensamientos que son para desechar.

El tercer y último paso, es ponerle acción a la intención de cambiar.  Es una suerte que en mi cabeza sólo yo pueda pensar y que tenga el poder de cambiar mis creencias. Así las cosas, decidí cambiar mis creencias limitantes respecto al dinero y sustituirlas por pensamientos de prosperidad. Decidí observar constante de mis pensamientos. Cada vez que me pescaba pensando en negativo del dinero, decía en voz alta una afirmación de prosperidad. La constancia en llevarle la contraria a esa falsa creencia es clave para que todo empiece a cambiar.  Yo comprobé que la palabra constructiva nace de un pensamiento creativo, basado en creencias que afirman como una verdad la mejor parte de la vida.

Afirmaciones de prosperidad

Amo las afirmaciones y algunas de mis favoritas son: El dinero llega a mi fácil y placenteramente. Está bien recibir dinero por hacer mi trabajo con amor. En este mundo hay abundancia de todo lo que requiero y lo atraigo a mi siempre.  Puedes encontrar muchas o construirlas de tu inspiración.  El encuentro con ese terapeuta me permitió descubrir el mejor uso de mis dones, y ahora estoy ayudando a otros a hacer esos cambios en sus vidas.

Siento que es bueno revisar  lo que creemos, sentimos y pensamos respecto a esos temas significativos de la vida: Amor, dinero, salud. Asi como me he sorprendido más de una vez, te puede pasar a ti y será la oportunidad para realizar un cambio significativo en tu vida. Y tu ¿que sientes, piensas o crees?

Okuden Psicoterapia Reiki
Okuden Psicoterapia Reiki

2 pensamientos en “Creencias limitantes ¿Cómo las saco de mi vida?”

Deja un comentario