¿Cómo encontre mi paz interior con Reiki Japonés?

Reiki Japonés un plus de energía vital
Reiki Japonés un plus de energía vital

¿Reiki Japonés? Si, fue el camino donde encontré mi paz interior. Aún está fresco en mi memoria aquel día: Sentía una gran opresión entre la espalda y el pecho, un gran nudo en la garganta.  Ante la menor provocación mis emociones se desbordaban al punto de sentir que no podía ser feliz en mi hogar, en mi trabajo, en ningún lugar.

Aquel fue un período de mi vida muy difícil en lo sentimental, económico y profesional. Estaba en pareja pero no me sentía feliz, tenía un empleo pero no me gustaba y el dinero apenas alcanzaba. Una sola cosa quería en mi vida: Sentirme en Paz, sentirme bien. Por suerte ese día uno de mis compañeros de trabajo, Pedro, ofreció darme Reiki Japonés.

Al principio pensaba que era imaginación

Algo había escuchado acerca del tema y la gente que decía muy emocionados lo que vivían con la energía de Pedro. Al principio pensaba que era algo de bromas o por último imaginación de la gente. Me sentía tan estresada y como atrapada, sin salida que acepté tomarme unos minutos en mi agenda del día para probar.

A la curiosidad que ya venía respecto a lo que mi compañero de trabajo hacía, se sumaba mi desesperación y agotamiento, por lo que decidí conocer la energía universal. Lo que no sabía es que a partir de ese momento mi vida personal y profesional había tomado un nuevo rumbo.

¡Impresionante! Fue mi primera sensación

Apenas comenzó la sesión me impactó la sensación de calor.  Sentía que salía como fuego de las manos de Pedro y una suerte de campo de luz estaba rodeándome.  Algo sutil, vibrante me recorría de pies a cabeza y se impregnaba en todo mi cuerpo hasta las manos. ¡Impresionante! Fue mi primera sensación. No es imaginación, ni es exageración, pero en cuestión de minutos sentía alegría.  Como cuando alguien que te quiere mucho te abraza con mucho amor y es exactamente eso lo que requieres.

Mi terapeuta no me abrazaba, ni siquiera me tocaba. Yo estaba tumbada en una camilla, y el apenas acercaba sus manos a mí, poniendo una distancia  aproximada de 20 cms. Pero yo sentía que estaba recibiendo un baño exquisito de amor puro, inocente, incondicional, que iba aumentando en mí una sensación de felicidad, de plenitud. Sentí por primera vez en mucho, mucho tiempo, que todo iba a estar bien.

Reiki Japonés me dió suficiente fortaleza para seguir adelante

Cuando terminó la sesión, sentía como si acabara de despertar de una noche de sueño reparador.  Mi espalda estaba aliviada, mis ojos brillaban y estaba energizada. Tenía suficiente fortaleza para seguir adelante con mi trabajo del día, lo que hice además con gusto, alegría y mucho éxito. Esa sensación se mantuvo en mí ser por muchos días después como magia que me llenó de paz interior.

Fascinada con la experiencia vivida con Reiki Japonés, le pedí más y acordamos hacer un nuevo tratamiento.  ¡Mi cuerpo pedía más energía! Así empezó y unas semanas más tarde me inicie en el primer nivel Shoden. Desde entonces lo hago a diario para mi familia, para mis amigos y para todo. Cambié muchas cosas en mi vida: La manera de emplear mis dones, mi carrera, mi estilo de vida.

Te vas a sentir bien

Los problemas no han desaparecido, pero hay una recarga diaria de energía positiva que me permite afrontar el porvenir y salir airosa. Reiki Japonés funciona de verdad  y combina tanto con la medicina alopática como con los tradicionales remedios naturales. ¡Pruébalo!

Para mi será un gusto darte  a probar un poco de esa energía a distancia GRATIS.  Te garantizo vivirás una experiencia maravillosa, te vas a sentir bien y tal vez como me pasó a mí, encuentres paz dentro de ti. Por eso te cuento la historia y te animo a que la vivas y nos cuentes aquí en los comentarios cómo ha sido para ti.

Curso de Reiki Nivel 1
Curso de Reiki Nivel 1

Deja un comentario