Perdonar: Significa acaso ¿Borrón y cuenta nueva?

Perdonar
Perdonar:Significa acaso ¿Borron y cuent nueva?

Perdonar:Significa acaso ¿Borrón y cuenta nueva? Borrar el daño para quien lo ha sufrido es algo muy relativo. Siento que está más referido a “trabajar el duelo”, a cerrar el ciclo de la mejor manera posible ¿Cómo es esto posible? Haciendo un ejercicio de objetividad por encima de los sentimientos para asumir ganancias en términos de lo aprendido. Un duro método sin dudas para consolidar valores humanos, amor propio, y encarar el porvenir de cara al sol.

Perdonar … ¿Borrón? … o sea ¿lo olvido?

Borrón, no es un asunto de memoria, porque el diseño humano graba con miedo el trauma. Borrón tampoco es un asunto de convalidar el daño y “dejar pasar”. El establecimiento de responsabilidades y sanciones va de la mano con los acuerdos sociales. Las leyes son recursos para el sostenimiento de la paz social. Voy a rescatar una cita de Thomas Szaz, crítico de los fundamentos morales y científicos de la psiquiatría, quien dijo:

“El Idiota ni perdona ni olvida; El ingenuo perdona y olvida; El sabio perdona, pero no olvida”

Perdón es un tema polémico y multidimensional como todo lo humano. Se dice por ejemplo que si perdonas a alguien un error, evites  volver a recordarlo a la primera pelea . También se señala que no vale perder tiempo y energía  “perdonando” pues la idea es evitar que la historia se repita. Lo cierto es que si quedamos heridos, al primer roce la herida sangra de nuevo.  Seguro es porque hay algo que está ahí clamando por justicia.

Adiós resentimiento

Está bien, los promotores del perdón como terapia plantean la estrategia personal de prevenir o liberarse, según sea el caso, del resentimiento y de esa manera soltar esos asuntos del pasado que nos causaron daño. En algún momento se espera que el autor de un daño “pida perdón” y repita aquello de “no lo vuelvo a hacer” eso si con verdad y de corazón. Sin embargo, en aquellos casos que esta petición no ocurre, se recurre a la imaginación, a la visualización creativa que construye la escena y argumenta el drama con un fin único: Liberarse de un peso muerto.

Karma activo

Escuché por ejemplo que “nadie puede hacerte daño a menos que tu lo permitas o lo atraigas, tal vez porque en vidas pasadas quedaste debiendo”. Con similar argumento se dice que atraes a tu vida todo lo que te ocurre, incluido lo doloroso, lo malo, en consecuencia el único “culpable, responsable” eres tu mismo. Así las cosas, siempre que perdono a otro, realmente me estoy perdonando a mi mismo.

Responsabilidad y Culpa

Responsabilidad es un término que nos lleva a dos palabras: Causa y Efecto. Si haces A entonces produces B, siempre que reconoces la autoría de lo que haces, te responsabilizas por las consecuencias o efectos y esto es base para que se manifieste “la justicia”. Es muy difícil aceptar aquello de “declararse” inocente sabiendo que estas haciendo daño. Podría ser que te alcance “la culpa” pues aunque lo niegues un millón de veces, el inconsciente colectivo también te toca y en algún momento rezas porque los efectos no alcancen a tus hijos.

Decisión personalísima e intransferible

Perdonar es una decisión personalísima e intransferible. Cuando hay justicia, es más fácil que se produzca el perdón. Es imposible mandar a otro a que perdone por mi o por ti, no puedo contratar a un terapeuta que haga una tarea del perdón para mis asuntos. Tampoco es posible obligar por vía de autoridad, de jurisprudencias, ni de mandato alguno a perdonar. El daño, especialmente si hace deliberadamente, tratado desde la justicia sólo puede ser condenado y rechazado porque forma parte del acuerdo social que califica el bien y el mal.

 

Reiki es Luz para la justicia y la paz

La verdad solo brilla bajo la Luz de Dios. Luz Reiki  eleva al ser humano por encima de los conflictos y conjura la convivencia en paz. Hacer Reiki para que haya justicia y perdón, libertad, paz, responsabilidades, transformación de las causas, minimizar el dolor, el trauma de los efectos adversos, potenciar la claridad mental de los protagonistas y de los sobrevivientes de esta historia, es un compromiso no escrito entre reikistas, pero con toda certeza es la tarea que hoy nos une en el mundo entero por Venezuela.
Gracias a todos los que se suman a la convocatoria, para enviar Luz y Amor a este país nuestro. Ni idiotas ni ingenuos, somos sabios ¡Dios nos bendice y libera!

Deja un comentario